APRENDE POKER

¿Qué son las “Douts” y por qué importan tanto?

El Profe Litvak y un tema clave para saber qué decisión tomar en las mesas: las outs o probabilidades. Entra en el artículo y aprende cómo sacar los cálculos sin necesidad de recibirte en la universidad de Ciencias.

¿Qué son las “Douts” y por qué importan tanto?

Por José Litvak

A partir del conocimiento del flop, las tablas preconcebidas de probabilidades de éxito de las manos iniciales pierden valor, pues los naipes de la mesa entran en juego. Ya no son los “probables”, sino los “reales”.

En las etapas del flop y del turn, las matemáticas ayudan con las outs (salidas).

Las outs representan la cantidad de cartas comunitarias aún por conocer que nos permitirían lograr un juego ganador (seguro o presumido).

Partiendo de ese dato, podemos determinar fácilmente las probabilidades de lograrlo.

Por ejemplo: en nuestra mano tenemos J K, y las cartas comunitarias conocidas son:

A 2 8

Hasta este momento, no tenemos juego, y perderíamos contra cualquier par, par doble o set.

Como necesitamos determinar las chances de concretar un juego ganador (seguro o presumido) con la carta que falta conocer, la pregunta es ¿con qué lo lograríamos?

Si el river fuera una K o una J, perderíamos contra quien tenga un simple As en mano, un par doble o un set.

No tenemos posibilidad de formar una escalera, por lo que, parecería que la ronda se podría ganar sólo concretando un flush (color; perderíamos únicamente si se doblara -repitiera- alguna carta en la mesa y alguien pudiera conectar con su mano un full o un poker).

¿Cuál es la probabilidad de lograr ese color? A partir de la cantidad de outs que tenemos. Y ¿cuántas son?

Necesitamos que el river sea una carta de corazón; por ende, tendremos tantas outs como cartas de ese palo que aún no han aparecido.

El total, hay 13 corazones, de los cuales nosotros tenemos 2 y otros 2 hay en la mesa, quedan aún 9.

Tenemos, entonces, 9 outs. Nueve cartas favorables, sobre 46 que no se conocen (las que tiene el dealer, las descartadas y las que están en poder de los otros jugadores).

Naturalmente, no sabemos si alguna está en poder de otro, ni en qué parte del mazo, por lo que el único cálculo viable es sobre el total de naipes desconocidos.

En consecuencia, la probabilidad matemática de concretar un juego con muy buenas chances de ganar es de:

9/46 (9 cartas favorables sobre 46 desconocidas) = 19,56% (casi 20%). En notación de odds sería 37:9 o, lo que es similar, 4,11: 1.

Cuando el cálculo debemos hacerlo antes del turn, con dos cartas comunitarias por conocer, hay dos fórmulas diferentes, aunque la operación es más compleja para realizarla mental y rápidamente.

A no desesperar. No hace falta complicarse la vida con digresiones científicas.

Esta cuenta se hace fácilmente aplicando una simplificación efectiva, la que llamamos: regla del “T x 4 y R x 2” (turn por cuatro y river por dos).

El resultado no es exacto pero sí muy aproximado. Veamos cómo funciona.

Imaginemos, como hipótesis, que tuviéramos una sola out, la probabilidad de obtener esa carta en el turn sería:

1/47 (1 carta favorable, sobre 47 posibles) = 2,12%, redondeando = 2%.

Pero como también puede salir en el river, tendremos otro 2% adicional (1/46)*, esto es: 4%.

En consecuencia, luego del flop, hay un 4% de probabilidades por cada out (esto calculado con el método simplificado, obviamente).

* En realidad también es 1/47 y el cálculo es un poco más complejo, dado que la probabilidad de que una out salga en el river es la resultante de multiplicar la probabilidad de que no salga en el turn por la de que salga en el river =46/47*1/46=1/47). No obstante, a los efectos ilustrativos vale la simplificación.

Cuando restan conocer dos cartas comunitarias, hay que determinar las outs y multiplicarlas por 4, y se obtiene el porcentaje de chances de lograr el juego.

Por ejemplo, si las “salidas” son 9, las probabilidades de obtener esas cartas en el “turn” o en el “river” serán de 9 x 4 = 36%.

Luego del turn, hay sólo 2% de probabilidades por cada out.

Buscando una sola carta comunitaria (river), multiplicamos la cantidad de outs por 2.

En el mismo ejemplo anterior, las chances se reducen al 18% (9 x 2).

De allí su denominación: “T x 4 y R x 2”.

Finalmente, para determinar la razonabilidad de aceptar o no una apuesta, se deben apreciar esas probabilidades en relación con las pot odds.

Si son menores, paguemos; si son mayores, adicionemos las implícitas y, si con éstas tampoco “cierran” los números, foldeemos.

La otra alternativa, mucho más sencilla, es hacerle caso a los intuitivos (¡¡¡cuántas veces tienen razón!!!).

Sin embargo, un buen jugador no decide en base a pálpitos.

 

¿Quieres enterarte primero de todo lo que sucede en el mundo del poker? CodigoPoker te brinda la mejor información minuto a minuto en tu social media. Síguenos en Facebook, Twitter, Youtube y Google

NOTICIAS MÁS LEIDAS Presentadas por