CARTAS A LA VISTA

4 emociones que hay que controlar en las mesas

El miedo, la avaricia, el tilt y el ego más la ansiedad producen diversas emociones que afectan a todos los jugadores. Hay que aprender a reconocerlas para eliminarlas.

4 emociones que hay que controlar en las mesas

Hasta hace algunos años el poker era solamente técnico. Un buen dominio de las habilidades, tener el conocimiento adecuado e ir ganando experiencia era lo único que importaba. Sin embargo, hoy en día llegar a ser un buen jugador requiere de una actitud adecuada y control pertinente de las emociones.

Aunque a nivel mental se habla mucho de alejarse de los resultados y no pensar en el dinero en las mesas, lo cierto es que es un tarea difícil. Dicho dinero es parte fundamental del juego y las gráficas son el reflejo del desempeño, así que más que evitar estos factores hay que conocerlos, detectarlos y tratar de ser consciente de las emociones o sensaciones que producen tales como el miedo, la avaricia, el tilt, ego y ansiedad. 

Miedo

El miedo paraliza y no deja tomar las mejores decisiones. Si en una mesa se está ganando o perdiendo, el temor a arriesgar la cantidad que ya se tiene entre las manos puede evitar que se despliegue el mejor juego o retirarse ante una apuesta que había que ver. En torneos pasa los mismo, en muchas ocasiones estar cerca o ya en puestos de cobros hace se modifique la forma de jugar.

Tomar riesgos o dar un paso más allá es una virtud que tienen grandes jugadores, toma tiempo desarrollarla y un punto de partida es, en primer lugar, reconocer el miedo y en segundo lugar verlo de manera objetiva. Si se tiene una buena gestión de banca y planificación, ese dinero o fichas que están en juego no deberían incidir directamente fuera de las mesas.

Avaricia

Se podría decir que el enemigo del miedo es la avaricia, está del otro lado de la balanza. La principal consecuencia es el exceso de juego y malas decisiones. Existen factores muy precisos para determinar si se sufre de avaricia: jugar un número de mesas elevado o niveles más altos a los adecuados para ganar una mayor cantidad de dinero y sentir enojo a pesar de haber tirado correctamente las cartas son indicios de que se está jugando con una ambición que puede ser perjudicial a largo plazo.

Tilt y ego

Existe un emoción determinada asociada a un tilt por ganancias y otro por pérdidas que afectan directamente el ego. Un bad beat o farol puede ser una causa suficiente para sacar de quicio completamente a un jugador; como consecuencia, éste buscará recuperar inmediatamente sus fichas, dinero o mejorar su imagen en la mesa. Por otro lado, el exceso de confianza también es un tipo de tilt que puede producir avaricia y mayor ego que lleve a entrar a muchas más manos de lo que realmente se debe.

Ansiedad

La ansiedad viene determinada por querer controlar factores que están fuera del propio alcance. El poker siempre tendrá un componente de azar que no se puede eliminar: las próximas cartas en salir, un jugador conocido comportándose de manera poco casual por factores externos, que el dealer u otro rival muestre por error una carta quemada son incidentes que pueden pasar en una mesa de poker y que comprendes las llamadas realidades del poker que se deben aceptar tal como son sin que se pueda incidir en ellas.

El jugador de poker está constantemente expuesto a una serie de factores y eventos que se producen en las mesas y fuera de ellas afectando el juego. Afortunadamente existen muchos herramientas como la meditación, videos, psicólogos y otros para controlarlasm pero para ello es importante aprender a reconocerlas y así trabajarlas poco a poco.

¿Quieres enterarte primero de todo lo que sucede en el mundo del poker? CodigoPoker te brinda la mejor información minuto a minuto en tu social media. Síguenos en Facebook, Twitter, Youtube y Google

NOTICIAS MÁS LEIDAS Presentadas por