CARTAS A LA VISTA

La dañina obsesión de los jugadores de poker

La obsesión por el merecimiento o la venganza lleva a querer demostrar que se es el mejor. ¿Acaso lo más rentable no sería mostrar una imagen de mal jugador?

La dañina obsesión de los jugadores de poker

Para bien o para mal, el dinero juega una papel fundamental dentro del poker y encierra una serie errores implícitos que traen como consecuencia algunas visiones equivocadas que pueden llegar a convertirse en una obsesión para los jugadores.

Cualquier persona que entre a esta actividad tiene un objetivo claro: ganar dinero. Sin embargo enfocarse demasiado en ello lleva a prestar mucha atención a variables que poco se pueden controlar. 

En primer lugar, existe una máxima que se repite con mucha frecuencia entre los jugadores y es la sobrevaloración del juego propio. Muchos grinders, al sentarse en una mesa, consideran que su manera de jugar estar por encima a la de los rivales y que tiene una estrategia ganadora, este es el mayor detonante de dichas obsesiones que pueden estar incidiendo de una o varias formas.

Obsesión por el merecimiento

Partiendo de la falsa creencia de que se es el mejor, lo más normal es tener pensamientos del tipo «merezco ganar esta mano». Aunque a largo plazo las habilidades desarrolladas impactan en los resultados, la varianza a corto plazo es muy traicionera así que asumir que por tener un buen manejo de banca, estar estudiando fuera de las mesas o trabajando en el mental game se debe estar ganando cada partida, cerrando en positiva cada sesión o entrar en ITM en todos los torneos, es un gran error que puede desatar grandes tilt.

Otros ejemplos de esta obsesión es al recibir AA, KK o AK y pensar que el simple hecho tener esas cartas es sinónimo de ganar el bote: esto es principalmente así entre los jugadores recreacionales.

Obsesión por las gráficas

Grandes profesionales y profesores han recalcado la importancia de dejar de una lado las gráficas y limitar su revisión. A pesar de ello y sobre todo en el mundo online, muchos jugadores llegan a obsesionarse con variables como EV all-in. A su vez, este apartado tiene mucho que ver con el anterior al afirmar que «el EV me debe dinero» o «cuando la varianza me regrese todo lo que me ha quitado…».

Obsesión por la venganza

Hay una pensamiento que es completamente contradictorio a las aspiraciones de poker pero aun así muchos jugadores caen en él. Uno de los mayores detonadores de tilt tiene que ver con el historial que se tiene con ciertos rivales. Cuando existe un duelo frente a un jugador que ha ganado un par de manos, nace la necesidad casi obsesiva de querer darle una lección.

De la misma manera, y ligado al merecimiento, algunos se dejan llevar por ese sentimiento de querer demostrar en la mesas que se es el mejor. ¿Acaso lo más rentable no sería mostrar una imagen de mal jugador?

¿Quieres enterarte primero de todo lo que sucede en el mundo del poker? CodigoPoker te brinda la mejor información minuto a minuto en tu social media. Síguenos en Facebook, Twitter, Youtube y Google

NOTICIAS MÁS LEIDAS Presentadas por