CARTAS A LA VISTA

Las «Tres C» del poker que te harán ganador

Tener convicción, compromiso y constancia son pilares fundamentales a la hora de plantearse la carrera como jugadores profesionales de poker.

Las «Tres C» del poker que te harán ganador

Uno de los errores más comunes de muchos jugadores que aún no han conseguido la rentabilidad deseada en el poker y que se comparan con los ganadores es pensar que un título o jugar niveles altos es producto de un golpe de suerte, y aunque en algunas oportunidades así sea, en la gran mayoría de casos hay todo un trabajo previo para llegar a ese momento.

Aunque en el poker, y en la vida, no existe una fórmula secreta para el éxito monetario instantáneo, sí hay manera de lograr encaminarse en una senda ganadora que permita ver los frutos tangibles de la actividad que se realice.

La alquimia del poker es comprendida por «Tres C»: Constancia, Convicción y Compromiso, que al usarse de manera adecuada pueden traer, a largo plazo, las ganancias o ese título que tanto se anhela.

Constancia

El poker puede ser comparado con muchas áreas como las inversiones, el deporte o una profesión. En cualquiera de los tres casos las personas que sobresalen son aquellas que dedicaron un gran número de horas a tal fin.

Un deportista de élite no se levanta un día siendo ganador, previamente tuvo que ir a entrenar diariamente, cuidar su alimentación y trabajar la parte mental; un jugador que solo dedica a las mesas un par de horas dos veces a la semana sin estudiar o revisar manos, puede que en algún momento la varianza lo acompañe y obtenga un buen resultado pero será producto de la suerte, que es justamente en elemento que todo grinder quiere sacar de la ecuación del poker, y no será un logro que se pueda sostener en el tiempo.

Convicción

Hay un factor que, aunque no es fácilmente medible, se puede decir que es la base para lograr cualquier meta: la convicción o fe inamovible de que los objetivos será alcanzados. Personas como Steve Jobs Mahatma Gandhi estuvieron decididos y seguros de que lograrían sus metas aunque en un principio no sabrían cómo y a pesar de que muchos otros utilizaban la palabra «imposible» para sus ideas.

Si un jugador se sienta en las mesas o se inscribe en un torneo pensando que no llegará a mesa final o que la sesión no quedará positiva ya tiene el 50% de la derrota asegurada. Herramientas cómo la meditación o visualización pueden ayudar a lograr ese detonante que proporcione la energía extra para afrontar los momentos difíciles. 

Compromiso

El compromiso es ese acuerdo o contrato que se debe tener con uno mismos de cara a la meta. El largo plazo va de la mano con el poker, hay mucho camino que recorrer en el que el jugador debe centrarse sin desviar la atención por otras vías. Ante cualquier decisión, el grinder comprometido debe preguntarse siempre ¿esto me acerca o aleja de la meta que me he planteado?. 

Algunas personas ven el poker como algo de fiesta, bebidas y descontrol, lo cierto es que muchos jugadores sacrifican la salida de sábado en la noche con los amigos para quedarse descansando de cara a la larga jornada de torneos que lo espera en domingo y para ser consecuentes con dicho contrato invisible que tiene de lograr convertirse en profesionales.

Tener estos tres pilares presentes ayudarán a detectar y corregir errores más rápidamente, aprender a priorizar y gestionar recursos y sobre todo a realizar acciones que sumen y no resten a la meta que se haya puesto en el mundo del poker.

¿Quieres enterarte primero de todo lo que sucede en el mundo del poker? CodigoPoker te brinda la mejor información minuto a minuto en tu social media. Síguenos en Facebook, Twitter, Youtube y Google

NOTICIAS MÁS LEIDAS Presentadas por