CARTAS A LA VISTA

El «método SMART» para cumplir los objetivos en el poker

Los objetivos en el poker deben ser específicos, medibles, alcanzables, realizables, realistas y cumplir con un tiempo para determinar si se han logrado.

El «método SMART» para cumplir los objetivos en el poker

Comienza un nuevo año y el ser humano suele trazarse algunas metas y replantearse objetivos no alcanzados. Gran parte del éxito no solo está en tener claro lo que se quiere sino en planear una buena ruta de trabajo para llegar a ello.

Ciertamente, el fin último en el poker es ganar dinero, sin embargo se ha repetido en innumerables ocasiones que esto debe ser una consecuencia y no un propósito. Existen dos aspectos fundamentales en los que se basa esta idea: en primer lugar, por mucho que se quiere no se pueden determinar las ganancias; y en segundo lugar se debe disfrutar el proceso y no estar pendiente solo en los resultados.

En los tiempos que corren se ha hecho común saber exactamente cuánto dinero se recibirá por determinada tarea, más si se tiene un empleo tradicional, sin embargo a medida que un nuevo jugador se va adentrando en las realidades del poker, va descubriendo que existen muchas variables que hacen casi imposible realizar este apartado. Por otra parte, trazar objetivos en función al número de manos jugadas o horas de estudio a la semana son muchos más realistas y alcanzables.

Una vez comprendido este punto, dichos objetivos deben cumplir otra serie de características para asegurar su logro o por lo menos que sean menos propensos a ser descartados o abandonados por falta de evolución en el tiempo propuesto.

La técnica SMART es un acrónimo que hace referencia a cada uno de los puntos que debe tener una buena meta, fue dado a conocer por primera vez por el profesor e investigador estadounidense George T. Doran  en 1981 y aunque las iniciales, originalmente, están en inglés, tienen una traducción entendible para el castellano.

  • Específico: apunte a un área específica para mejorar.
  • Medible: cuantifique o al menos sugiera un indicador de progreso.
  • Alcanzables: realizable en las condiciones con las que se cuenta
  • Realista: está en línea con los objetivos generales
  • Tiempo: especifique cuándo se pueden lograr los resultados.

Para llevarlo al plano del poker, aquí hay un objetivo que cumple con las 5 características y que puede servir de orientación para cualquier jugador:

  • Específico: Jugar 2,000 manos al día a lo largo de 4 mesas de cash games de lunes a sábado.
  • Medible: 2,000 manos al día
  • Alcanzables: Tener disponible de al menos las 4 horas al día que toma jugar esa cantidad de manos en 4 mesas.
  • Realista: Jugar cash games está alineado con el objetivo de convertirse en un jugador profesional de poker.
  • Tiempo: Al ser un objetivo a corto plazo, se podrá medir en cada jornada al finalizar el día.

Esta es solo una pequeña muestra de como platear dichas metas, también hay que recordar que un gran propósito debe estar dividido en tareas a corto, mediano y largo plazo, y todas ellas deberían estar alineadas y validadas por la mencionada técnica SMART.

¿Quieres enterarte primero de todo lo que sucede en el mundo del poker? CodigoPoker te brinda la mejor información minuto a minuto en tu social media. Síguenos en Facebook, Twitter, Youtube y Google

NOTICIAS MÁS LEIDAS Presentadas por