ENTREVISTAS

“El mayor reto de un coach es encaminar al alumno”

Conversamos con el venezolano Tullio Bertoli, coach y jugador de poker, para conocer más a profundidad este nuevo método de enseñanza.

“El mayor reto de un coach es encaminar al alumno”

Muchos jugadores de poker coinciden en que el estudio hace la diferencia en un profesional de este deporte mental. Incluso afirman que trabajar de la mano de un coach suele ser la diferencia entre seguir estancado y conseguir las metas en el juego.

Aunque el “coaching” es un termino relativamente nuevo en el poker, ha ido ganado presencia entre los jugadores. Tradicionalmente existían y siguen existiendo las escuelas con su material didáctico en texto y videos, pero al igual que el poker, el estudio fue evolucionando y jugadores se acercaron entre sí para ir mejorando. Por eso muchos vieron una oportunidad para poder impartir enseñanza de manera individual y personalizada.

Tullio Bertoli , fundador y profesor de la escuela Poker Top Pro, fue el coach de Juan Magaña , quien recientemente consiguió el 3º puesto en un evento de la WSOP. Y ahora, tras el logro de su discípulo, CodigoPoker México conversó con él para para que explicara los aspecto más relevantes que debe tener tanto el alumno como un profesor a la hora de enfrentar un a sesión de coaching.

El mexicano Juan Magaña en la WSOP 2019

Bertoli explica que el trabajo de un coach se debe planificar en función a horas, un plan estándar puede contener 12 horas completas de estudio divididas en aproximadamente 8 clases de hora y media en las que se imparte conocimiento teórico, se evalúan manos y despejan las dudas que vayan surgiendo. Se trabajan rangos y el juego preflop hasta mejorar el juego postflop.

“El juego postflop es lo más difícil de manejar, lo es casi todo y es lo que más hay que estudiar: cómo tener un juego equilibrado, cuándo hacer bluff, el conteo de combos, etc”.

Al diseñar un plan de coaching es importante no sobrecargar al alumno, por eso lo ideal es impartir entre 2 y 3 clases por semana y así permitir que los nuevos conceptos sean asimilados. También resalta que es muy importante contar con un respaldo audiovisual necesario como grabar las clases y verlas posteriormente las veces que sean necesarias, no solo quedarse con las horas de curso como tal.

“Una vez que lo entiendes, lo repitas hasta que se te grabe e interiorices todos los conceptos”.

No todos los jugadores y casos son iguales, y aunque ser coach lleva una estructura de enseñanza, se debe hacer una entrevista previa con el alumno para avaluar la parte mental, expectativas del curso y del poker en general para así hacerlo lo más personalizado posible.

Para Bertoli, lo primero que tiene que tener en consideración una persona para buscar el apoyo de un coach es que sea un jugador regular, que esté claro de sus metas en el juego y sobre todo que esté atravesando por un momento de estancamiento, tal vez con uno o dos meses sin conseguir los resultados esperados es el momento para pensar buscar ayuda especializada.

Por parte del coach, el mayor reto es tratar de encaminar a cada alumno y que consiga realmente los objetivos que se está trazando. Es importante que el alumno tenga presente que se trata de una curva de aprendizaje y que debe seguir reforzando los conocimientos aprendido. Los resultados reales de cualquier sesión de coaching no se ven al día siguiente sino a medida que se van madurando los conceptos.

Zeros, uno de sus exalumnos

“Se da mucho que un alumno hace un coach y los resultados los ve 8 meses después; eso debe a que el alumno va interiorizando poco a poco los conceptos. Lo más importante es que sienta ese cambio en su juego, que entienda que está mejorando”.

Por otro lado, Bertoli recomienda que para aquellos jugadores que desean ser coachs primero deben ser ganadores comprobando en su nivel, y sobre todo, que tenga buena didáctica. No solo basta dominar del juego sino que se necesita saber cómo impartir ese conocimiento.

Parte de la trayectoria de Tullio como profesor comenzó en el 2009 cuando, junto a su hermano Jesús Bertolli , pasaron a formar parte de la escuela Intellipoker de PokerStars teniendo a alumno destacados como Elías Zeros Gutiérrez . Desde entonces no han parado en su formación como educadores y jugadores de poker teniendo a grandes profesionales que han pasado por su escuela y consultorías como Humberto Duarte Juan Magaña y Augusto Cavazzini , entre otros.

“Con Juan estuvimos en Las Vegas el año paso jugando cash y torneos, ya había tenido buenos cobros pero lo de esta WSOP me llena de orgullo, emoción y satisfacción al ver a alguien que invirtió su tiempo, dinero y estudio tenga este resultado”.

Por su parte, Bertolli como jugador tiene planes a corto plazo de participar en el EPT que se desarrollarán en España , mas específicamente en Madrid y Barcelona este verano.

¿Quieres enterarte primero de todo lo que sucede en el mundo del poker? CodigoPoker te brinda la mejor información minuto a minuto en tu social media. Síguenos en Facebook, Twitter, Youtube y Google

NOTICIAS MÁS LEIDAS Presentadas por