JUDICIALES

El Casino Borgata va por más millones de Ivey

El establecimiento de New Jersey, que todavía no pudo cobrar los US$10.000.000 por el fallo a su favor contra el californiano acusado de hacer trampa en punto y banca, irá a la carga por el triple: US$30.000.000.

El Casino Borgata va por más millones de Ivey

La batalla judicial de Phil Ivey  con el Borgata sumó un nuevo capítulo, demostrando que el casino de New Jersey , como un león que va por su presa, lo quiere acorralar y atrapar para no dejarlo en pie.

Ivey y Sun.

Ivey se había enfrentado al Borgata, que lo acusaba de haber hecho trampa durante una sesión de punto y banca en el 2012 junto a su compañera de juego, Cheung Yin “Kelly” Sun , bajo la técnica del “edge sorting”, por lo cual el norteamericano debía devolverle al Borgata los 10 millones de dólares que había ganado, decisión de la Justicia que entró en otro litigio porque Ivey argumentaba que, sin ese dinero, no podía desarrollar la actividad que le daba sustento en su vida, lo cual generó que se suspendiera aquella reparación.

Pues bien, el Borgata va a la carga por más: según informan varios medios, no solo apeló para que se hiciera efectivo el pago con el argumento de que Ivey sigue sumando cobros, sino que ahora solicitará en los estrados que ese monto se triplique por los daños generados. Sí, 30 millones de verdes.

Una de las medidas que desearía tomar el Borgata sería la de reconstruir las sesiones de Ivey y esencialmente obtener el valor esperado de su sesión en punto y banca. El casino afirmó que su ventaja matemática sobre las aproximadamente 1.800 manos que jugó fue de alrededor de US$5,4 millones.

El Crockfords Casino le gano la batalla.

Recordemos que Ivey también había entrado en litigio con el Crockford Casino de Inglaterra, que se negó a pagarle el equivalente en libras a 12 millones de dólares luego de que se lo encontrara culpable de haber utilizado, también en el 2012 junto su compañera oriental, el mismo método de edge sorting por el cual el Borgata lo persigue.

¿Cómo era el método? La dama, alegando una especie de superstición, le pedía al repartidor (ambos comunicándose en chino mandarín) que diera vuelta ciertas cartas. Esa táctica la usaron durante varios meses, en cada una de las sesiones Ivey pedía al mismo crupier en su mesa, para comunicarse con la mujer asiática. Luego se supo que, en realidad, más que superstición, habían encontrado la forma de reconocer las cartas por la detección de fallas o características del reverso de ellas.

El Borgata va por todo.

Ivey argumentó que dicha técnica no era ilegal porque estaba ocupando sus capacidades cognitivas para obtener ventajas. La Justicia no opinó lo mismo en sus fallos.

Hasta Gemaco Inc, la empresa que fabricó las barajas, recibió una acusación por “negligencia” de parte del Borgata, pero el juez Noel Hillman, que entiende en estas causas, deslindó responsabilidades y, en todo caso, abrió la posibilidad de que el Borgata le reclamara a la empresa que había demandado el pago de 26,88 dólares para reemplazar el mazo en cuestión.

Ivey no tiene esa suerte…

Fuente: PokerNews.

¿Quieres enterarte primero de todo lo que sucede en el mundo del poker? CodigoPoker te brinda la mejor información minuto a minuto en tu social media. Síguenos en Facebook, Twitter, Youtube y Google

NOTICIAS MÁS LEIDAS Presentadas por