INFORMACION GENERAL

Draymond Green y Steph Curry, entre la NBA y el poker

Las dos figuras que quedan de los Warriors que dominaron el último lustro del torneo son el sostén de una histórica mesa de poker, la cual contribuyó a la química del plantel. Y a que varios perdieran su dinero... Aquí, la historia.

Draymond Green y Steph Curry, entre la NBA y el poker

Golden State Warriors dejó su sello en el último lustro de la NBA con los títulos del 2015, 2017 y 2018  más los subcampeonatos del 2016 y 2019. No es casualidad que durante esos cinco años haya llegado a la final. Calidad, disciplina, trabajo y química en el plantel fueron los atributos de los inolvidables Warriors, que hoy están «desarmados» respecto a la pequeña dinastía que supieron conseguir, pero que mantienen a dos figuras: Stephen Curry y Draymond Green. Alrededor de ellos se conoció una historia que tiene que ver con aquella química y las cartas.

Habitualmente una temporada de la NBA contempla 82 partidos para cada uno de los 30 equipos por todo Estados Unidos. Esto consume horas y horas de vuelo, las cuales Curry y Green, principalmente, las esperan para desarrollar su otra pasión: el poker. Siempre en la misma mesa y los mismos asientos del avión privado que traslada al equipo, ambos son el centro de las partidas.

“Probablemente soy la persona equivocada con quien hablar porque nunca fui parte de esos juegos”, dijo Shaun Livingston, quien jugó para los Warriors de 2014 a 2019. “Pago impuestos, así que realmente no tenía ganas de pagar otro impuesto además de los que ya pago”. Kevin Love, actual jugador de la franquicia de la NBA, agregó: «Son bastante buenos».

Hellmuth, fanático de los Warriors, ha jugado con ellos… no en la NBA.

El juego está en suspenso estos días debido al protocolo de la pandemia, pero todo comenzó hace casi una década. En 2012, Green, entonces novato, saltó a una partida de Bourré (un juego de cartas común en los círculos de la NBA) con David Lee, Andrew Bogut y Curry, entonces un base en el cuarto año en el equipo que estaba por dar el salto.

Rápidamente, estos juegos se convirtieron en el pasatiempo de los viajes junto a la música, algo de vino y muchos billetes. Se apuesta fuerte en la NBA.

«Nunca me senté en esa mesa, ni siquiera pensé en sentarme en esa mesa», dijo Kent Bazemore, un novato con Golden State esa temporada. “Fue una invitación abierta. La cuestión es que, una vez que entras, no puedes salir. Así que ni siquiera quería coquetear con ese tipo de cosas, no quería tirar dinero», agregó recordando que ganaba el contrato mínimo en aquella época.

A medida que pasaron los años y la lista cambió, también lo hizo el juego. Además de Bourré, Curry y Green aprendieron poker. Ya se les unía Klay Thompson  y el director de operaciones del equipo, Jonnie West. «Klay perdió mucho», recuerda Livingston.

Pero el lugar en la cabina nunca cambió: una sección en el medio entre los entrenadores en la parte trasera y otros jugadores en el frente. Hay dos asientos frente a dos más al otro lado de una gran mesa cuadrada. Una ubicación privilegiada para jugar a las cartas.

«Draymond y Steph, desde que estoy aquí, se han sentado exactamente en los mismos asientos y juegan a las cartas», dijo el entrenador asistente Bruce Fraser. “Se puede decir por eso solo que esos tipos se gustan. Luego, si escucharas algunas de las risas que provienen de esa área, te haría decir que estos chicos realmente disfrutan estar juntos«.

El plantel campeón 2018 de la NBA.

¿Quién suele ganar? «No creo que te lo digan, se quieren demasiado», dijo Fraser. «Al final de la temporada, el dinero generalmente se iguala».

A lo largo de los años, el plantel de poker ha variado. Thompson, que salió esta temporada por lesión en el tendón de Aquiles, no ha podido unirse desde 2019. Cuando Lee y Bogut se fueron, Zaza Pachulia entró. Chicos como Omri Casspi y Jonas Jerebko hicieron sus esporádicas apariciones. Pero siempre fueron Curry y Green, cada vez mejores jugadores, los dueños de la mesa.

“Cuando tienes ese tipo de química, camaradería, como disfrutar de todo el proceso, eso realmente ayuda a establecer el tono de la cultura”, dijo Fraser. «No solo establece el tono para el avión». Livingston añadió: «Esos juegos, ya sea póquer o Bourré, unen a los muchachos. Es la formación de equipos, es la camaradería. Estás construyendo esa química que se traslada a la cancha«.

De vuelta al suelo, el poker ha penetrado en la organización de los Warriors. Cada enero, la Warriors Community Foundation organiza un torneo en el hotel The St. Regis en San Francisco. Los jugadores y los entrenadores se enfrentan cara a cara con las grandes grinders y fuertes apostadores que compran asientos por miles de dólares. Phil Hellmuth, fanático del equipo, ha sido el maestro de ceremonias del evento. Los premios para los tres primeros ganadores incluyeron un lujoso viaje a Napa y un crucero.

Curry y Green llegaron a muchas mesas finales, pero nunca lo ganaron. Vaya paradoja… ¿Quiénes más que ellos se lo merecerían?

¿Quieres enterarte primero de todo lo que sucede en el mundo del poker? CodigoPoker te brinda la mejor información minuto a minuto en tu social media. Síguenos en Facebook, Twitter, Youtube y Google

NOTICIAS MÁS LEIDAS Presentadas por