HISTORIA

¿Quién pensaría en foldear ases preflop en burbuja?

El alemán Michael Robionek se encontró en una burbuja de cobros de un torneo de US$ 25 mil preguntándose si realmente podía permitirse perder con ases cuando una eliminación más le cambiaría la vida.

¿Quién pensaría en foldear ases preflop en burbuja?

El High Roller más grande de todos los tiempos, el PokerStars Players Championship, sigue revelando historias muy interesantes. Esta vez se trata de un slowroll en plena burbuja en el que un jugador tankeó más de dos minutos para pagar con ases. ¿Un slowroll digno de criticar? No, si conocemos el trasfondo que hay detrás de esta jugada…

Todo comenzó cuando Franz Ditz , en el Nivel 17 (4.000/8.000), en plena burbuja de este encuentro de 25 mil dólares el buy-in, decidió abrir a 16.000 fichas. En el botón, Michael Robionek subió a 35.000, lo que generó el all-in Ditz por 250.000 puntos, casi todo el stack de Robionek.

Paul Leckey de Irlanda fue el hombre burbuja y por este desafortunado hecho se llevó un paquete para el EPT Monte Carlo avaluado en US$11K.

Fue ahí donde un dilema moral se apoderó de Michael, quien había llegado a este torneo tras ganar una Platinum Pass a través de una competencia de “detector de mentiras humanas” que se realizó en las redes sociales.

La razón para foldear preflop sin no poner en juego su permanencia en el torneo y pasar por caja era muy simple y la duda, totalmente atendible…

“Mi estrategia para comenzar el día”, contó Robionek, “fue, aparentemente, no recibir ases antes de la burbuja. “US$ 25 mil es una gran cantidad de dinero dentro y fuera del mundo dle poker. Tuve que pedir dinero prestado para volar hasta aquí”.

Robionek amplió su historia al contar que había perdido su trabajo hace dos años y desde entonces habaía tenido problemas para encontrar un ingreso estable. “No soy un gran jugador, nunca he depositado en PokerStars”, reveló en diálogo con el blog oficial.

Entonces… Ahí estaba: en una burbuja de cobros de un torneo de US$ 25 mil y preguntándose si realmente podía permitirse perder con ases cuando con solo esperar una eliminación más se aseguraría ganar un dinero que le podría cambiar la vida.

Así que pensó. Y pensó un poco más. Y en última instancia, decidió que si no podía dar call con ases en ese momento, probablemente no debería estar jugando. Y así tomó la decisión y pagó

La mano resultó ser un clásico cruce de KK vs. AA. Y los cohetes aguantaron para que Robionek lograra quedar como uno de los 181 jugadores que pasaron por caja.

Luego, su historia llegó bastante lejos hasta el 21° lugar con un premio de US$150.600, así que ese slowroll con ases y la posibilidad de foldearlos le pagó bastante bien…

¿Quieres enterarte primero de todo lo que sucede en el mundo del poker? CodigoPoker te brinda la mejor información minuto a minuto en tu social media. Síguenos en Facebook, Twitter, Youtube y Google

NOTICIAS MÁS LEIDAS Presentadas por