PENSAR POKER

Test psicológico del poker: ¿te animas a hacerlo?

José Litvak propone diez ítem que determinarán si los que se sienten identificados tienen problemas con este juego. Pero, a no perder las esperanzas, también plantea soluciones.

Test psicológico del poker: ¿te animas a hacerlo?

Por José Litvak

En un interesante artículo, Campa plantea un test para aquellos que sospechan tener problemas psicológicos con el poker.

Dice: “Dedica 15 segundos a cada una de las siguientes frases, piensa si te sientes o no identificado y cuenta con cuántas de ellas”.

  1. Me siento deprimido con mi juego.
  2. Me siento estancado.
  3. No te importa el antes ni cómo has llegado hasta aquí.
  4. Bajas de nivel para ganar confianza.
  5. Sentimos vergüenza si debemos bajar de nivel.
  6. Perdemos confianza.
  7. Cambiamos constantemente la forma de juego.
  8. Somos pesimistas porque no podemos ganar.
  9. Desesperamos por encontrar el porqué de nuestros malos resultados.
  10. Jugamos menos.

Y agrega: “Es posible que te hayas sentido identificado en una o varias, en ese caso es muy probable que tengas algún problema psicológico relacionado con el juego”.

Estimado lector, seguramente se sentirá profundamente frustrado, como nos ocurrió a nosotros, pero no pierda las esperanzas. Lo que sigue puede ayudarlo.

Este planteo es más usual de lo que nos imaginamos y algo hay que hacer.

Como en todos los ámbitos de nuestra vida, lo principal es reconocer y diagnosticar el problema, y si no podemos solucionarlo solos, hay que recurrir a la ayuda de terceros (amigos, familiares, terapeutas o hechiceros).

Dan Skolovy aporta cinco formas de enfrentar los estados de desesperanza y desequilibrio.

En primer lugar, hay que tomarse un descanso. Ver las cosas desde la distancia y desde otro punto de vista. Eso va a relajar la tensión. Lo que nos lleva al segundo consejo: “Ver las cosas en perspectiva”. Si jugamos bien nuestra mano, si somos buenos jugadores, ¿cómo vamos a permitir que un golpe de mala suerte arruine nuestro desempeño futuro como jugadores?

Lo tercero es reducir la presión que ponemos sobre nuestros propios hombros. La forma más fácil de hacerlo es disminuir el límite de apuestas con las que jugamos; será una buena forma de cuidar nuestro bankroll y temer menos por la situación financiera. El punto no sería recuperar sino cuidar el dinero.

Finalmente, si quedan dudas, sentémonos en la tranquilidad de nuestro hogar (a quien le parezca bien, con una copa de vino de por medio) a revisar racionalmente cómo estamos jugando, evitando ser demasiado duros o demasiado condescendientes con nosotros mismos. Analicemos el juego como lo haríamos si fuera el de un amigo. Pongamos distancia para evitar cargar de emotividad al asunto.

Scott Fishman dice: “tu rival más fuerte es tu propio comportamiento. Asegúrate de jugar enfocado” y aconseja auto examinarnos. ¿Estamos concentrados o no paramos de pensar en lo que perdimos

¿Quieres enterarte primero de todo lo que sucede en el mundo del poker? CodigoPoker te brinda la mejor información minuto a minuto en tu social media. Síguenos en Facebook, Twitter, Youtube y Google

NOTICIAS MÁS LEIDAS Presentadas por